jueves, septiembre 23, 2010

RECUERDOS DE UN PARQUE

«Los árboles mueren pero el sueño prosigue»
EZRA POUND

«muerte, riquísima te veré cuando
de esto sólo seas dueña»
E. E. CUMMINGS

Bendito parque, nobles alamedas
que un velo de lluvia desvanece
en el poniente de oro, estampa
señorial, apacible, como fuera
del tiempo, bálsamo que mitiga
en la paz de sus bancos y paseos
dolores e inquietudes
del alma. Bajo tu melancólica arboleda
eres amparo de quien, hijo
del mismo Dios que tú, tan sólo vive
o tan sólo quisiera
vivir para oficiar, para celebrar
la Belleza.


José María Álvarez
De: Museo de Cera

1 comentario:

  1. Que linda poesia e como está lindo esse cantinho. Abraços, amiga.

    ResponderEliminar